¡Hola! ¡Hola! ¡Hola!

Proyecto documental sobre los voluntarios de Barcelona’92

Desarrollo del proyecto documental «¡Hola! ¡Hola! ¡Hola!» sobre los voluntarios de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Barcelona 1992.

Desarrollo del proyecto

«Recuerdo cuando me invitaron en el año 92 a las olimpiadas en Barcelona. Todo el mundo en el estadio me recibió con una canción. Por entonces el futuro, nuestro futuro, parecía muy sombrío. Pero al oír esa canción en las voces de personas de todo el planeta, me sentí orgulloso de ser sudafricano. Me inspiró para volver y hacer las cosas mejor. Me motivó para esperar más de mí mismo.»

La película “Invictus” recrea las palabras que Nelson Mandela le dijo a François Pienaar, capitán de la selección de rugby de Sudáfrica, antes de la Copa del Mundo de 1995.

La experiencia vivida por Mandela durante su visita a la capital catalana como presidente del Congreso Nacional Africano lo inspiró, años más tarde, para lograr que la población negra vibrara con un deporte de blancos durante la celebración de la Copa del Mundo de Rugby en Sudáfrica.

En 1992, Barcelona acogió los XXV Juegos Olímpicos de la Era Moderna. Durante quince días la ciudad se convirtió en el centro del mundo. Finalizados los Juegos, el entonces presidente del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch, afirmó que habían sido los mejores de la historia y reconoció sinceramente que el trabajo de los voluntarios y la complicidad de todos los ciudadanos fue la clave del éxito. Los medios de comunicación internacionales, las delegaciones y los atletas de todos los países corroboraron esta afirmación.

Tres cuartas partes del trabajo de los Juegos lo asumieron los 35.000 voluntarios olímpicos, seleccionados entre las 102.000 inscripciones que llegó a tener la candidatura catalana, una cifra récord.